A continuación descubrirás todos esos mitos que pensamos sobre el marketing y debemos desaprender y olvidar.

El Emprendimiento de Guerrilla cree en el marketing como base de todo el proyecto, en la estrategia como mapa, en el producto o servicio como armamento, en la acción como camino y en la mejora continua como diferencia, todo perfectamente engranado en el método EDAM.

Siempre hay un buen plan de marketing para cada proyecto, adaptado a las limitaciones de este y optimizado para conseguir los objetivos, únicamente debes buscarlo.

Para poder avanzar en el Emprendimiento de Guerrilla, antes de aprender cosas nuevas, debemos desaprender, debemos deshacernos de mitos e ideas limitantes que no nos permitirán sacar todo el partido necesario a nuestro trabajo con el método EDAM, y es que son miles lo mitos que afectan al uso o no uso que hacemos de él en nuestros negocios y proyectos de emprendimiento. A continuación, vamos a conocer algunos:

 

El único objetivo del marketing es la venta

El marketing trata de conseguir objetivos. Si el objetivo es la venta, el marketing estará enfocado en conseguir esas ventas, ahora, si el objetivo es otro, el marketing trabajará para ese otro objetivo. Hay miles de proyectos, productos, servicios que no utilizan el marketing para vender, ya que su objetivo, en ese momento, no es la venta.

 

El marketing es publicidad

La publicidad es una de las herramientas que tiene el marketing, pero en la mayoría de los casos, ni siquiera es la más importante. El marketing es mucho más, es estrategia, es definición, es táctica, es medición, es todo lo que necesitamos para conseguir los objetivos de nuestro plan de empresa.

 

El marketing es para las grandes empresas

Las grandes empresas se apoyan en el marketing para conseguir sus objetivos, pero es en los proyectos más pequeños donde marcará la diferencia. Las grandes marcas tienen ya parte del mercado, un bagaje en la cabeza del consumidor/cliente/usuario, un reconocimiento de marca, una experiencia previa, en muchos casos, y aun así siguen invirtiendo en marketing.
Los proyectos pequeños o que acaban de nacer tienen más trabajo por hacer, más marketing por desarrollar, más definición que hacer, más estrategia que trazar, más acciones que tomar, más que medir y refinar, más marketing.

 

El marketing es caro y necesitas muchos recursos

La estrategia, la definición y la medición no son caras, son exigentes. Las acciones, las campañas, con una buena estrategia, definición y medición, pueden ser muy baratas, muy rentables, muy efectivas. Y aquí llega el Emprendimiento de Guerrilla con un marketing para conseguir objetivos apoyándonos en las características, ventajas, limitaciones y momentos de cada proyecto.

 

El marketing es poner en marcha campañas de captación, no hace falta una estrategia

La estrategia es el plan para conseguir nuestros objetivos, sin estrategia, no hay plan, sin plan… ¿cómo llegaremos a nuestros objetivos?, y si llegamos, ¿cómo lo repetiremos? La estrategia es fundamental, nos ayuda a potenciar nuestras ventajas, minimizar nuestras limitaciones y poder competir con mayores garantías de éxito y solo requiere trabajo, constancia y entrenamiento.

 

El marketing es el material que hace una empresa para que sus comerciales vendan

Claro, y los que definen ese producto que van a vender, le dan nombre, precio, resaltan unas características u otras, definen a qué cliente se le va a vender, cómo se va a hacer esa venta, por qué vendemos ese producto y no otro, qué margen de beneficio nos produce ese producto, cómo se distribuirá, qué canales se utilizarán, cómo será el servicio postventa, qué otros productos se podrán añadir para subir el tique medio, cómo se fidelizará a ese cliente, qué coste de adquisición tendremos, etc.

 

El marketing es para crear necesidad

O no. De hecho, es siempre más barato atender necesidades que ya existen que crear nuevas. No olvidemos que las necesidades no se crean, se tienen o no se tienen, otra cosa es que seamos capaces de destaparlas en algunos nichos de mercado y así conseguir los objetivos de nuestro proyecto. Al final, en la mayoría de los casos es mucho más sencillo mejorar la rueda para que satisfaga las necesidades de un grupo concreto de consumidores, clientes, usuarios, que inventarla de nuevo.

 

El marketing es imagen y creatividad

Entonces, ¿por qué hay anuncios feos que venden más que otros bonitos, modernos, espectaculares, sorprendentes o caros? La imagen y la creatividad deben estar al servicio de la estrategia, y en la mayoría de los casos no serán los aspectos que marquen la diferencia. Y ojo, la creatividad no consiste en inventar, trata más de crear, de copiar, de adaptar, de conectar.